Keep Trying

"Pero seguimos siendo los mismos, nosotros y los demás, y siempre disponemos de un mañana, de un aplazamiento: primero hasta Reyes, después hasta carnaval, hasta mi cumpleaños, hasta que… la Navidad está de vuelta y recomenzamos el ciclo de fiestas e intentonas: este año voy a ser bueno. Pero no nos sale. Incluso tendemos a pensar que nos volvemos peores o, dicho de un modo más suave, que perdemos inocencia o felicidad con el paso del tiempo. Y no es cierto.

La inocencia se pierde cuando se pierde la esperanza, que a su vez muere solo cuando dejamos de intentarlo, cuando nos rendimos, cuando imaginamos que no tenemos remedio y los demás, tampoco. Por eso les deseo y me deseo un año de intentonas y de rabietas por los fracasos, un año de esperanza salvaje, indomable."

Copy y paste de 'líneas de tiza', de Paco Sanchez en su blog Vagón-bar.



Incluso tendemos a pensar que nos volvemos peores o, dicho de un modo más suave, que perdemos inocencia o felicidad con el paso del tiempo. Y no es cierto.

La inocencia se pierde cuando se pierde la esperanza, que a su vez muere solo cuando dejamos de intentarlo, cuando nos rendimos, cuando imaginamos que no tenemos remedio y los demás, tampoco.

Borradores

Cuando no sabes que decir, cuando las ideas se van acumulando, cuando miles de palabras no encuentran su lugar... Al final acaban apareciendo miles de posibles entradas que esperan ser publicadas algún día. Sin embargo, no hay forma de poner en orden esos pensamientos. Miles de sentimientos, miles de razones, miles de motivos. El caos absoluto. Quizás se me haya vuelto a desvanecer la inspiración. Allá donde se pierden los sueños, donde vive la desilusión, donde se oculta la desesperación. Y sin embargo ahí sigo, esperando publicar algo algún día. Cuando tenga ganas.

Y mientras no tenga nada que decir, mientras los borradores se sigan acumulando. Mientras las ideas se agolpen en mi cabeza y se junten y se mezclen. Mientras los sueños sigan intactos... Seguiré existiendo

Fragmento III - Amistad

Gracias, queridos compañeros, por acompañarme en este viaje.

Es un placer teneros aquí, leyendo esto, un texto en el que os demuestro lo importantes que sois para mi. Todas esas personas que han compartido alguna vivencia conmigo y han soportado todos los conflictos que se han presentado ante nosotros.

Primeramente, querría agradecer a aquellos que solo están ahí por el interés pero que, en el fondo, no han apreciado mi compañía. Gracias, de verdad. Ha sido gratificante darme cuenta, poco a poco, de que habeis estado ahí solo cuando a vosotros os ha interesado. Para todos vosotros:

"Por el interés, te quiero, Andrés."

A los que ya no están, me gustaría decirles también unas palabras. Por todo lo que me habeis enseñado, por demostrarme "cómo soy" y todos esos calificativos. Mi egoismo y mi autoestima os lo agradecen mucho.Me habeis demostrado que hay gente por la que no merece la pena luchar.

"No vale la pena luchar por una persona que no lucha por ti."
Mencionar también a los que dicen que he cambiado, que no soy la misma. Os pregunto "¿Por qué?". No será que no lo he intentado lo suficiente. Y, para los que piensan que "estoy ausente", solo decir que no, no estoy ausente. Pero no voy a estar para alguien que no está para mi cuando lo pido expresamente.

"Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud."

 Y, a aquellos que en su momento fueron 'amigos', y que ahora simplemente son personas a las que no me gustaría ver (alguna que aún me gustaría tener cerca, en algunos momentos). A vosotros, daros las gracias por todo lo que habeis sido, y lo que, a lo mejor, os habeis perdido. El pasado es pasado.

"Todos sabían lo que tenían, pero nunca pensaron que podían perderlo"

Gracias, amigos míos, por haber estado en los mejores momentos de mi vida. Gracias, por NO estar en el momento en el que dije "quiero desaparecer". Gracias por NO estar el día en el que me di cuenta  que los que no estaban, no merecían la pena. El día que me di cuenta que la amistad va mucho más allá del "estar" o "no estar", y lo que importa es el presente. El día a día, el aquí y ahora. No nos podemos quedar anclados en el pasado, en cosas que hemos hecho o hemos dejado de hacer (o no hemos hecho). Un concepto de la amistad distinto, del presente, del pasado, del futuro. De las personas que SIEMPRE han estado ahí, que siguen estando, y que quiero que sigan estando en todos esos momentos importantes de mi vida.

Un sms en su día no fue suficiente, a nadie le importó y nadie le dió la menor importancia (no me lo han demostrado, al menos). Así que, a todos vosotros, os doy las gracias, por absolutamente NADA.

Porque los amigos sabrán animarte cuando estás mal, sin tener que estar contigo ni pasar tiempo contigo. Porque puedes estar meses sin hablar con ellos, que todo será EXACTAMENTE igual que siempre. Por esos detalles que MERECEN la pena. Gracias, "amigos", por abrirme los ojos, por hacerme entender lo que de verdad significa "amistad".

"Si sientes que todo perdió su sentido, siempre habrá un ¨te quiero¨, siempre habrá un amigo."


S3RL - Pika Girl

Another vicio :3 Es tan... guay esta canción.

S3RL  - Pika Girl


I wish that we were on TV
Just like in Pokemon
You'd be a Pika-girl, In the Poke world
Yes, life would be so fun
I'd be a trainer boy, and I would make the choice
To go and search for you
I'd throw my pokeball, and I would catch them all
You'd be my Pikachu

You're my pika girl, In the poke world
Oh, I won the gym badge, but you won my heart (pika!)
Pika girl, In the poke world
And now that I've got you, we can never part (chu)
The pokeball in my life's open for you (pika!)
You're my pika girl, In the poke world
Just like in Pokemon
(2X)

I'd bring you sweets, like rare candy's
Level up your love to give
And then you'd use right then, a sweet kiss TM
Super effective
Not even the Elite Four could stop us ever more
Together we can't fall
Our bond would never break, and there'd be no mistake
Our love would conquer all

You're my pika girl, In the poke world
Oh, I won the gym badge, but you won my heart (pika!)
Pika girl, In the poke world
And now that I've got you, we can never part (chu)
The pokeball in my life's open for you (pika!)
You're my pika girl, In the poke world
Just like in Pokemon

Un mundo feliz...

Nunca he sido la alegría de la vida. Nunca he sido la estación en la que te quieras quedar, ni la clase de persona que hace más amenas las esperas. Compartir un momento conmigo es, probablemente, compartir el silencio.

No tengo don de gentes (o eso dicen). Nunca tengo temas de qué hablar, nada que decir ni ingenio para decir algo gracioso. Ni siquiera la capacidad para parecer interesante. No esperes que yo tome la iniciativa.

Es probable que, en cuanto creas conocerme, te des media vuelta. Vayas con otros, que quizás te aporten otro tipo de cosas, de sentimientos, de conversaciones. Algo que no solo sea silencio o estupideces (porque solo sé decir estupideces). Algo que no solo sean problemas (porque solo tengo problemas). Algo que no solo sean quejas (por todo).

Pero, quizás (y solo quizás), detrás de todo eso, haya algo más.

Fragmento II

Todo volvía a ser como antes.

Volvían los besos en la mejilla y los abrazos por la espalda. La calidez que poco a poco se había ido perdiendo. La rutina, los problemas, el mundo, se habían encargado de esconderlo todo. Una sesión de amor intensivo, con suaves caricias y ropa desperdigada por una pequeña habitación.Y así parecían arreglarse los problemas, desaparecían las preocupaciones, el mundo no existía.

Un lunar, sus ojos cerrados y una sonrisa en su rostro.

Volvían las sesiones de cosquillas, compartir momentos detrás de una pantalla, robar almohadas y mantas. Pequeños instantes de silencio absoluto, donde sobraban las palabras.

"Gracias... por existir".

Fragmento I

- ¿Y no te sientes sola?
- Constantemente. Pero supongo que hay momentos en la vida en los que solo quieres eso, estar solo. Para sentir que puedes mantenerte con tus propios pies, que no necesitas a nadie, que puedes vivir a tu aire.
- ¿Y después?
- Y luego vuelves. Sin avisar. Y te rodeas de aquellos a los que echaste de menos, haciendo lo que habías dejado de hacer. Sonriendo, de nuevo, como si nada hubiese pasado.
- Aunque en el fondo, algo ha pasado, ¿no? Has cambiado.
- Porque no se puede ser siempre la misma persona. Sin embargo, corres el riesgo de perder el norte. De perderte. De no saber quien eres, ni quien eras. Después de tanta retrospección, de tantos cambios, de tantas verdades, ya no sabes lo que es cierto. No sabes en qué debes confiar, ni con quién debes estar.
- Puedes confiar en mi.

Sonrió. Pero era una sonrisa... cansada, y aún así aparentaba ser normal. Como si nada pasase. Cuando, en el fondo, incluso aquellas palabras, le provocaban de nuevo esa sensación de soledad. Asentía, afirmaba, sonreía, pero, en realidad, era como si nada le importase.

Páginas vistas en total