Hay libros que te hacen llorar.

Libros que hablan de muerte, caminos y vida. De familias rotas y secretos nunca contados. Dolor. Propio o ajeno.

Hay libros que te hacen llorar. Y sonreír. Y volver a llorar. Y pensar. Y plantearte, una y mil veces, quién eres, qué quieres... qué esperan que seas y quién se cree la gente qué eres. Qué se oculta tras esos muros que haces de ti mismo.

Palabras y más palabras. Sólo eso.

- Hay un poema que me encanta... - respondió -. Habla sobre la separación de unos padres... Dice que son muchas cosas a la vez.. Para los niños, el primer fin del mundo... Para los muebles son golpes, cargas y descargas... Para las paredes, cuadrados con forma de cuadros inexistentes..

Madre nos miró... El gemelo mayor fue el primero en hablar...

- Tu muerte será dejar el fútbol. Ya no habrá más balones ni gritos de gol...

El gemelo pequeño también se unió a aquello.

- Tu muerte será sentirme nuevamente diferente... Menos susurros en tu cama, menos secretos... Menos nuestro mundo...

 Miré al mayor, vi que no iba a jugar. Yo sí que participé.

- Tu muerte hará que ya no haya más sonrisa en puños... Y quizá encuentre más violencia en otros...

El mayor explotó. Se veía venir.

- ¿No lo puedes hacer de una forma normal? - dijo levantándose y rompiendo aquel círculo-. ¿No puedes hacerlo como lo haría otra madre, sin hacernos reflexionar? No lo quiero hacer, no quiero jugar a este juego absurdo. No quiero pensar qué será de mi vida sin ti... No eres un tema para un poema... Eres mi madre...

Dejó de hablar, pero en seguida volvió a la carga...

- ¿Quieres saber realmente qué serás si mueres? Pues palabras, sólo es... Escuchar muchos "lo siento" y "te acompaño en el sentimiento..." de gente que jamás te ha venido a ver. Y, en el futuro, escuchar muchas más palabras el resto de mi vida... "Fue difícul perder una madre tan joven?" "¿Cómo lo llevaste...?" Te convertirás en frases y palabras que dirán unos desconocidos que nunca formarán parte de mí... Un montón de palabras que jamás querría escuchar... Eso serás...

Madre lo cogió del brazo y lo hizo volver a sentarse, retornar al círculo...

 Mi hermano mayor lloraba como nunca le había visto hacerlo... Temblaba y gimoteaba sin abrir los ojos...

Siempre he creído que una persona que no permite que vean sus ojos siente mucho placer o mucho dolor... Y es que cuando los cierras completamente sólo puede significar que estás en tu propio mundo... Y los mundos propios suelen ser tan personales que necesitas que el exterior no te salpique...

Y así día a día...

Me desperté a las 8 y media y me levanté a las 9 y 10. A las 9.40 me metí en la ducha y a las 10 en punto ya me estaba vistiendo. Sobre y 20 estaba desayunando. Tendría que estar dentro de 10 minutos en clase y ya estoy vestida, peinada y todo lo demas.

Aún así, no puedo ir, no tengo ganas, no soy capaz, me agobio solo de pensar que tengo que ir y, sobre todo, que tengo que volver despues.

Fragmento VI

- ¿Has pensado alguna vez en qué hay más allá del mundo en el que vives?
- He salido alguna vez de esta burbuja, sí. Y nunca he conocido o visto nada mejor que lo que tengo aquí dentro. Solo he sentido dolor, pena, y muchas ganas de volver. Ahí fuera no soy feliz.
- Una de las ventajas que tiene ese mundo, es que cambia. Aquí dentro tienes tu casa, tu familia, tus amigos de verdad, que no se moverán de ahí por mucho que pasen los años. Pero ahí fuera rigen los cambios, todo se mueve. La gente va y viene, nada es constante.
- Pero los cambios dan miedo, ¿como puede ser una ventaja? No puedes ser feliz, estable, en un mundo inestable.
- Necesitamos los cambios. Cambiar. Aunque solo sea para asegurarnos de lo que tenemos fijo. Participar en el mundo de ahí fuera para cerciorarse de que lo de dentro es real.
Se hizo un momento el silencio. Él continuó:
- Además, hay otro motivo interesante por el que salir.
- ¿Cual?
- La gente. Aunque cambie y nunca sea la misma, aportará nuevas ideas, nuevos puntos de vista, experiencias que nos harán mejorar.
- Pero tambien pueden hacernos daño. - Tembló un poco. - No quiero salir. Me da...miedo.
- Ven conmigo. - Ella lo miró un momento, un poco sorprendida. Lo decía seriamente, sin rodeos.- No es bueno que te quedes aquí encerrada. No tienes por qué salir de tu mundo todos los días, pero tampoco tienes por qué tener miedo. Vengo de ahí fuera, y he conseguido entrar en tu burbuja, abrir esas puertas y llegar hasta ti. No te pido que no tengas miedo... Solo que vengas conmigo. Estaré detrás tuya.
- Está bien.

Fear not this night

Fear not this night - Jeremy Soule




Fear not this night
You will not go astray
Though shadows fall
Still the stars find their way

Awaken from a quiet sleep
Hear the whispering of the wind
Awaken as the silence grows
In the solitude of the night

Darkness spreads through all the land
And your weary eyes open silently
Sunsets have forsaken all
The most far off horizons

Nightmares come when shadows grow
Eyes close and heartbeats slow

Fear not this night
You will not go astray
Though shadows fall
Still the stars find their way

And you can always be strong
Lift your voice with the first light of dawn

Dawn's just a heartbeat away
Hope's just a sunrise away

Distant sounds of melodies
Darting through the night to your heart
Auroras, mists, and echoes dance
In the solitude of our life

Pleading, sighing arias
Gently grieving in captive misery
Darkness sings a forlorn song
Yet our hope can still rise up


Nightmares come when shadows roam
Lift your voice, lift your hope

Fear not this night
You will not go astray

Though shadows fall
Still the stars find their way

And though the night sky's filled with blackness
Fear not, rise up, call out and take my hand

Fear not this night
You will not go astray
Though shadows fall
(Still the stars find their way)

Fear not this night
You will not go astray
Though shadows fall
(Still the stars find their way)

And you can always be strong
Lift your voice with the first light of dawn

Dawn's just a heartbeat away
Hope's just a sunrise away

Páginas vistas en total