Él...

Y no, no voy a hablar de ÉL, sino de él. El hombre del  sombrero. El que viste de negro. El guitarrista. El de la play pirateada y un SwapMagic que no funciona. Alfred o América. El héroe. En parte, es cierto, es el héroe. Él, que no es tan diferente a mi. Él, tan especial... a su manera. Él, siempre dispuesto a ayudar. Él, que quiere ser psicólogo. Él, que suele ser mi psicólogo particular.

¿cuántas veces te habré preguntado qué es el amor? ¿cuántas veces te habré comentado mis dudas y he hablado contigo mis problemas? Supongo que a ti también te debo mucho, aunque quizás de una forma diferente. Puedo ser terca y muy cabezota. Muy insegura. Puedo ser idiota, como a veces me tienes dicho, y a menudo echo de menos nuestras largas conversaciones sobre mil cosas. Sobre mí, sobre ti. Después de todo, no somos tan distintos. 

Te prometí que iba a hacer esta entrada, y la haré. Quizás no sea tan especial como la que le dediqué a Ella, pero, en cierto modo, no deja de ser especial. Por lo mucho que me ayudaste y me ayudas... como digo siempre, me gustas. Pero, y aclarando esto, como muchas veces he dicho también, me gustas por tu forma de pensar, tan intrigante y enigmática. Tan complicada y tan fascinante. Siempre me ha gustado, desde que poco a poco te fui conociendo, quizás, un poquito más. Supongo que aún no sé nada, o casi nada, de ti pero es suficiente para que te quiera tal y como eres. Para que me gustes como persona.

Supongo que es un sentimiento que siempre voy a tener. Una certeza, una seguridad. En parte, me recuerdas a cierta persona... supongo que no era muy distinto a ti.

La canción que te pongo... no es por nada especial... ya lo entenderás XDD

Eat it


How come you're always such a fussy young man?
Don't want no Captain Crunch, don't want no Raisin Bran
Well, don't you know that other kids are starving in Japan
So eat it, just eat it (prrr)

Don't wanna argue, I don't wanna debate
Don't want to hear about what kind of food you hate ooh
You won't get no dessert 'till you clean off your plate
So eat it, don't you tell me you're full


Just eat it, eat it , eat it
Get yourself an egg and beat it
Have some more chicken, have some more pie
It doesn't matter , it's broiled or fried
Just eat it, eat it, eat it, eat it
eat it, eat it, eat it, eat it, ooh

Your table manners are a cryin' young shame
You're playin' with your food like it's some kind of game
Now, if you starve to death, you'll just have yourself to blame
So eat it, just eat it (prr)(burp)

You better listen, better do what you're told ooh
You haven't even touched your tuna casserole ooh
You better chow down or it's gonna get cold
So eat it

I don't care if you're full
Just eat it, eat it, eat it, eat it
Open up your mouth and feed it
Have some more yogurt, have some more spam
It doesn't matter if it's fresh or canned
Just eat it, eat it, eat it, eat it
Don't you make me repeat it
Have a banana, have a whole bunch
It doesn't matter what you have for lunch
Just eat it, eat it, eat it, eat it
Eat it, eat it, eat it, eat it
(hoh hoh hoh hoh hoh)

Eat it, eat it, eat it, eat it
If it's gettin' cold, reheat it
Have a big dinner, have a light snack
If you don't like it you can't send it back
Just eat it, eat it, (woohoo) eat it, eat it
Get yourself an egg and beat it (oh lord)
Have some more chicken,(woohoo) have some more pie (woohoo)
It doesn't matter , it's broiled or fried
Just eat it, eat it, eat it, eat it
Don't you make me repeat it (oh no)
Have a banana,(woohoo) have a whole bunch
It doesn't matter what you had for lunch
Just eat it, eat it, eat it, eat it















PD: siento no haber podido colocar unas fotografías mejores... no tenía, vale?? ¬¬ pero supongo que tú sabrás entenderlo, ^^

Por poder, puedo

Podría escribir mil cosas, escribir mil palabras y doscientas letras. Podría hablar sobre todo, sobre nada y sobre lo otro. Sobre esto, sobre aquello. Podría inventarme una historia que hablase de dragones, duendes, príncipes y princesas. Brujas malvadas, ogros y el hombre del saco. Una historia que dé miedo, una que hable de amores imposibles, de amores olvidados, de amores que no pueden ser. Una historia que tenga final feliz. Una historia en la que mueran los protagonistas, a lo Romeo y Julieta. Podría inventarme una historia que trate de la profundidad del corazón, que hable de esa parte oscura del alma. Una historia que te dé miedo, que te haga pensar, que te haga reflexionar, que te haga cambiar. Podría escribir un cuento infantil, sobre perritos, conejitos y animalitos diversos, que tuviera una intención moral, que pretendiera educarte. Podría hablarte de un hombre no demasiado alto, un gigante o de aquella chica que vi. Una chica que lloraba. Podría hablarte de la tristeza. Podría hablarte de la alegría. Podría hablarte del amor o del odio. Podría hablarte del egoísmo de la humanidad. Podría hablarte del egoísmo individual de cada uno. Podría contarte cuales son mis anhelos, podría averiguar qué anhelan los demás. Imaginar y dejar que las palabras fluyesen.Podría contarte qué dicen las canciones que escucho o que quieren decir todas esas melodías. Podría enseñarte el lenguaje del silencio o describir el sabor del viento. Podría decirte de qué color es el sonido de las olas del mar o a que huele el tacto de una mariposa. Podría decirte qué veo cuando cierro los ojos, cuando todo está oscuro. Podría contarte una historia que hablase de la soledad y de alguien que siempre estuvo solo. Podría decirte qué es la amistad e inventarme una historia sobre eso. Escribir sobre la marcha en qué consiste el mundo.  Podría hablar de mi y contar mi historia. Podría hablar de ti. Podría hablar de él o de ella. De nosotros. De ellos. Podría hablar de todo lo posible y lo imposible. De aquel juego que jugué, de la serie que vi o del libro que leí. Puedo escribir una historia real o inventada, original o una copia. Podría perderme en mil palabras, en mil preguntas y en mil respuestas. Podía irme por las ramas y no decir absolutamente nada. Decirlo todo. Repetirme y volver a decir lo que ya he dicho. Repetirme de nuevo, con los mismos errores. Podría decir todo lo que he callado y lo que sigo callando. Podría perderme entre líneas (y no sería difícil). Podría decir todo lo que quiero y lo que no quiero. Podría no decir nada y quedarme en silencio.

.....


.....



.... Silencio. Podría decirlo todo. Y sin embargo, no habría dicho nada. Y sin embargo, lo que quiero decir está ahí.


No he dicho nada.

... Navidad

Me pregunto... me pregunto que hubiera pasado si no hubiese callado  nada. Si me hubiese lanzado. Si hubiese sido más directa y menos retorcida. Si no hubiese intentado engañarme a mí misma y decirme que no lo quería, que "solo era amistad". Me pregunto si las cosas hubiesen sido diferentes, si estaría ahora tratando de salvar distancias o, por el contrario, me hubiese olvidado de ti. Si sería capaz de olvidarme, si no te debiera tanto. Si no hubieses sido todo, mi salvación, mi cordura, esa mano a la que sujetarme...

... Hasta que sentí como si te hubiese ahogado. Hasta que sentí como si te hubieses ido. Hasta que sentí que sería difícil recuperar todo ese tiempo, esas conversaciones que tanto me ayudaron a crecer, que tanto me enseñaron, con las que aprendí casi todo. Aprendí más con mis errores.


Sin embargo, estoy confusa. No sé qué pensar, no sé qué piensas. No sé ni si te conozco, si sigues siendo el de ayer. Yo, desde luego, he cambiado. Gracias a ti, por tu culpa, por mi culpa, gracias a mis grandes errores y mis meteduras de pata. Me siento culpable, por todas y muchas cosas, por ti, por mi, por él. Me siento culpable por tantas cosas que dije y que callé. Por tantas que aún callo, por tanto daño que puedo hacer.

No sé si merecerá la pena llorar. No sé si reír.  No sé. Ojalá alguien me enseñara a amar, sería mucho más fácil. Pero, como tú mismo me dijiste, eso no se enseña. Tambien me gustaría aprender a olvidar. Y olvidarte, por que no sé si es bueno. Por qué no sé  nada.


Feliz Navidad a ti también. Y buenas noches. Y gracias. Y hasta pronto. Seguiré esperando que te conectes y hablemos. Que me mandes un mensaje, y hablemos. Que  me llames, y hablemos. Seguiré esperando, aunque no sea bueno.

Cierta Personita...

No hace mucho (una semana, quizás dos), pregunté por qué la vida no deja de darnos palos cada dos por cuatro. Solo una persona me respondió, solo una, pero... fue suficiente. Su respuesta me impresionó, me gustó tanto.... me encantó. Y no encantar de decir "oh, me encanta". No, no. Encantar de sentir, quizás, la magia de esas palabras.

Para que, después, nos levantemos y digamos "aún estoy aquí, no voy a rendirme".

Supongo que ahora esa persona ya sabrá quien fue (y quizás antes también). Es alguien que, desde el momento en que la conocí, supo estar ahí. Unas veces más, otras menos, pero siempre estuvo ahí (aunque quizás ni ella misma se haya dado cuenta). Una sensación extraña, con un pensamiento muy parecido al mio. Con nuestras diferencias, y eso la hace especial. Con sus dudas, y yo con las mías. Con sus abrazos al cruzarnos. Llegando temprano y entrando tarde por nuestra culpa. Su ayuda, siempre que la necesito. Esa forma de ser que tanto me gusta. Llamarla LOWELL en vez de María (o, en todo caso, tsundere), quizás porque la conocí así, hace no mucho tiempo (Agosto, ¿no?), sin saber, si siquiera, que iba a japonés. Como yo, pero en segundo (por lo tanto.... soy tu senpai =P).
No sé qué más podría decirte. Supongo que ahora me dirás que te sientes especial, o cualquier tontería de las tuyas. Quizás no te lo esperabas. Quizás.... Quizás... Y solo quizás. Guardo esas palabras, como muchas otras, para que me sirvan, en un futuro, ahora, YA, y dentro de muchos años. Y, espero, que todo siga como siempre.

Se le quiere, señorita Lowell, no lo dude.

Sueños Rotos


Sueños Rotos - La Quinta Estación


Aquella rosa muerta en la calle espera
Mensaje tras mensaje preparándose a volar
Porque habías sido tu mi compañera
Porque ya no eres nada y ahora todo esta de mas

Si no te supe amar no fue por ti
No creo en el amor y no es por mí
Si no te supe ver y te perdí
Si cada día que me das te hace sufrir
Noooo...

Volver a verte otra vez 
Con los ojitos empapados del ayer
Con la dulzura de un amor que nadie ve
Con la promesa de aquel último café
Con un montón de sueños rotos
Volver a verte otra vez 
Volver a verte otra vez 
Con un montón de sueños rotos.

Deje el orgullo atrás por un instante
Me prepare a estar solo una vez mas

Si no te supe amar no fue por ti
No creo en el amor y no es por mi
Si no alcance a entender y te perdí
Si cada día que me das te hace sufrir
Noooo...

Volver a verte otra vez 
Con los ojitos empapados del ayer
Con la dulzura de un amor que nadie ve
Con la promesa de aquel último café
Con un montón de sueños rotos
Volver a verte otra vez 
Volver a verte otra vez 
Con un montón de sueños rotos.

Volver a verte otra vez 
Con los ojitos empapados del ayer
Con la dulzura de un amor que nadie ve
Con la promesa de aquel último café
Con un montón de sueños rotos
Volver a verte otra vez 
Volver a verte otra vez 
Con un montón de sueños rotos.

Ser... soy como soy

Si tuviera que decir cómo soy, no sabría por donde empezar. Quizás empezaría diciendo que soy una chica un tanto friki y bastante geek. Me flipan las cosas de informática, el manga y el anime. Los videojuegos, el ordenador e Internet. Apenas me gusta la televisión o la radio. Escucho mi propia música y soy capaz de perderme en el MediaMark (yo no soy tonto!) durante horas, solo viendo precios y sin comprar nada. Me gustan las orejas de gato y las clases de japonés. También me gusta leer shojos y ver algún shonen. Me encanta escribir mis propias  historias con Antía y Mine y después hablar de ellas, imaginar situaciones y pensar, en algún futuro, escribirlas, llegar a publicarlas (aunque piense que es imposible). Me encanta que la gente se extrañe al escuchar mi música, con mezclas como 3 Days Grace y Conchita. Me encanta La Quinta Estación (La Frase Tonta de la Semana) y Yellowcard (Back Home, Dear Bobby...), Simple Plan (Meet you there) o M-Clan (Miedo), entre otros. También me gusta Kudai. Quizás eso me haga especial.
También podría decir que, como me dicen siempre, soy bastante terca y cabezota. Optimista, siempre que puedo. Prefiero pensar que todo va a salir bien antes de que vaya mal. Pensar que los problemas son solo problemas pasajeros y que cualquier desgracia solo puede ser cosa de la mala suerte. Soy feliz si puedo ver a los demás felices. Me gusta reírme con mis amigos, especialmente con Lucas y con Deby (juntos o separados) y de Antia (=P). Pasar una tarde con Rocío, Raúl, Ingrid... Y sin olvidarme de Adry, Bea y Miel, o incluso David. Me gusta ayudar, intentar animar a la gente aunque a veces no lo consiga. Esforzarme por intentarlo. También soy bastante fría, seca y poco cariñosa. No soy una buena amiga y, mucho menos, una buena novia. Tengo mis defectos, que son muchos, y no intento agradar a nadie. Mi gran máxima es que "tienes que gustarte a ti mismo". Tampoco me enfado demasiado, prefiero dejarlo estar antes de enfadarme más, prefiero olvidarlo. Puede que a veces me cueste mucho perdonar, puede que a veces piense que es injusto, puede que piense muchas cosas. Pero no lo diré si también pienso que es injusto lo que estoy pensando. Soy de esas personas que piensan "sus motivos tendrán", que piensan "el problema es suyo", que piensan "si se enfada es cosa suya, yo no estoy enfadada". A veces me cuesta mucho hablar las cosas, solo por no estallar y decir barbaridades. Y muchas veces incluso me siento culpable si alguien se enfada (aunque no sea culpa mía). Sin embargo, también sé ser encantadora, si puedo y me lo propongo. También puedo ser la persona más amable y generosa. También soy egoísta, y muchas veces solo pienso en mi. Sin embargo, me gusta pensar en los demás antes que en mi misma, aunque  a veces no lo cumpla. Me gusta esforzarme por mejorar y por ser mejor persona. Por ser una persona razonable y sensata, aunque no lo consiga, y trato, muchas veces, de no dejarme llevar por sentimientos menores y negativos y que prevalezcan, sobre todo, esos fuertes lazos que me unen a la gente.
También podría decir que soy una persona que le gusta la libertad. No me gusta sentirme agobiada ni caminar entre mucha gente. Me gusta el mar, especialmente su brisa, y el viento. Volar de vez en cuando. Ponerme de pie de cara al viento y estirar los brazos, sentir el viento en mi cara y escuchar el ruido que hace al mover las hojas de los árboles, escuchar las olas del mar (si estoy cerca del mar) y esa sensación de estar volando.  Soy de esas personas que piensa "eres libre", que no ata a nadie a su lado, que tampoco exijo demasiado (o eso creo). Que piensa "puedes estar con quien quieras". Tampoco me gusta que se preocupen demasiado por mi. Si estoy mal, me animo pensando que "estaré bien". No suelo callarme lo que siento y, normalmente, siempre se lo contaré a alguien. Si no, siempre puedo escribirlo en el blog (sé que siempre habrá alguien que lo lea, aunque solo sea Lowell).
También puedo hablar de lo que no me gusta. Es una lista bastante extensa, y soy tan quisquillosa con mis cosas que no sabría por donde empezar. Tengo muchas manías. No me gusta la textura de las verduras, por ejemplo. La cebolla es algo que odio. Tampoco me gusta el huevo, ni la tortilla de patatas. No me gusta el olor a gasolina, que a mucha gente le gusta, ni el de la pintura. Realmente y, generalizando, no me gusta ningún olor demasiado fuerte. Me encanta el olor de la lavanda. Odio el agua fría en la ducha. Tampoco me gustan los sonidos chirriantes, y mucho menos los golpes o golpecitos repetitivos, especialmente si van acompañados de movimientos repetitivos. No soporto esos movimientos repetitivos ( y Antía lo sabe bien). Tampoco me gustan los relojes de tic-tac, tan insoportables, a los que siempre les quito la pila. No me gusta dormir con alguna luz (tengo que bajar la persiana del todo y desenchufar todo lo que pueda tener luz). Es imposible que mi habitación esté más de un día ordenada, porque siempre acabo colocando todo en una esquina. Odio la falta de humanidad que tiene mucha gente. La poca caridad y el egoísmo. El valor que se le da al dinero y al éxito hoy en día. Que la gente se olvide de las cosas realmente importantes. También odio las palabras engañosas, las falsas promesas y las palabras cumplidas. Quizás porque yo siempre intento ir con la verdad por delante. Odio la prepotencia y aquellas personas que intentan ir por delante de los demás, que se aprovechan de las buenas acciones o que intentan aplastar al de al lado. Odio los recuerdos, que muchas veces hacen daño, y el miedo al pasado. Odio que la gente cambie, especialmente si no te avisa. Odio que se le de más importancia al amor que a la amistad, aunque cada uno es como es.

Quizás podría dejarlo así. Me faltarán cosas, miles de cosas, pinceladas de mi misma. Sin embargo, soy como soy, y sigo esforzándome por cambiar para mejor. Está claro que no soy perfecta, que tengo un montón de fallos. Tampoco intento ser perfecta. Me gusta ser como soy. Me gustan mis defectos, tanto físicos como psicologicos y no trato de que les agraden a nadie. Esta soy yo (asustada y decidida, como diría la canción).Y quien no quiera, que no mire.

Muralla...

Esa muralla que encierra
el corazón en su tumba
intenta cerrar la herida
y acabar con el dolor
se alza impávida ante el alma
escondiendo el corazón
torna en hielo la mirada
y congela el interior. 

Más quien encuentra una grieta
y se esfuerza por entrar
puede atravesar la piedra
y llegar al corazón

Entonces llega una chispa
de lo profundo del alma
la chispa prende una vela
que derrite la mirada. 

Comienza a surgir entonces
una tímida sonrisa
surge pequeña y hermosa
más destruye la muralla
acaba con los cimientos
y deja paso al amor
hasta que el amor se apaga
hasta que vuelve el dolor

お父さん。。。

私の家族は 今 3人 です。 母 と お姉さん だけ います。 一ヶ月前に 父も なくなりました。 でも。。。 父は かなしく なりたくない ですから、 私も かなしくない です。 私の父は やさしい 人 です。 あたま が とても いい です。 いつも 数独 を するが 好きです。 父も しずかな人 ですが、 時々 しんけいしつな人に なりました。 父は 目が あおくて、 かみが ちゃいろ です。 映画を 見るが 大好き です。 いつも 晩ごはん を 食べてから、 テレビ で 古い 映画を みました。 父は テレビを 見ながら、タバコを すったり、 ブランデーを いっぱい 飲んだり しました。 私は 子どもの時 父が 大好き! さいきんも 大好き、でも。。。 あまり 話しました。 今 私は ちょっと さびしに なりました。 ちちは もう いません。。。 泣きたい ですが、 わたしは つよいに ならなければ なりません。 とても たいへん ですが、母と姉 が いますから ていこう します! 友達も ギジェも います。。。 だいじょうぶ ^^


Yerma-sensei nos pidió que describiéramos a uno o dos miembros de nuestra familia... La verdad, puedo decir maravillas de cada uno. Podría decir mil cosas, 17 años de recuerdos, 17 años de momentos... Sin embargo, y siendo sincera... no sabría qué decirle. Supongo que en este momento solo puedo pensar en mi padre. Es difícil, aún no me hago del todo a la idea. CUESTA. Por eso, quizás... no soy capaz de hacerle ese ejercicio. Quizás lo de arriba sería lo que le escribiera... no estoy segura de querer escribir eso.
Sin embargo, lo escribo aqui, para el blog, para no olvidarme, para practicar japonés, para recordar, para.... para tantas cosas. Aquí, en el blog, es donde se merece estar. Un pedacito de mi alma, un pedacito de mi misma. No lo pienso traducir... quien quiera saber qué pone, que traduzca.... Yo no estoy de humor para eso.

aún así, y como dice la ulttima palabra "daijoubu"... que vendría siendo "estoy bien" ^^

Como...

Me pregunto...
si tener miedo a olvidar puede llegar a ser normal.
Si la vida puede cambiar de la noche a la mañana (literalmente).
Si es posible echar de menos a alguien durante mucho tiempo.
Si se puede mantener la amistad.
Si se puede seguir enamorado cuando ya no te queda nada por conocer.
Si querer conocerlo todo está "bien"
Si de verdad existe esa distinción entre el Bien y el Mal.
Si lo que sentimos no es mera ilusión
Si existe alguna ilusión que dure eternamente.
Si... si la vida dejará de atizarte algún día.
Si la música de verdad amansa a las fieras.
Si las perlas brillan incluso de noche.
Si los sueños se cumplen.
Si puedo quererle más de lo que le quiero.
Si alguna vez dejaré de preguntarme cosas y de tener miedo.
Si tener miedo, hasta cierto punto, es normal.

Si las dudas no inundaran mi mente
Si pudiera ser libre
Si...

Si...

Si...

Golden Apple

"Hace muchos, muchísimos años, varios Siglos, para ser más precisos, la Nereida Tetis decidió casarse con Peleo, uno de los mortales más nobles. Todos los dioses asistieron a boda. Todos menos Eris, la diosa de la discordia que no fue invitada. También concurrió Paris, un pastor troyano.

Eris, herida por no haber recibido invitación, mandó al banquete una reluciente manzana y un sobre en el que indicaba que la misma era “Para la doncella más bella de la fiesta”

Como era de suponer, todas las diosas se disputaban la manzana. Hera, Atenea y Afrodita, eran las candidatas más firmes. Para evitar discusiones al respecto, Zeus ordenó que fuese París el encargado de tomar la decisión.

En un principio, Paris propuso hacer un reparto y dar a cada diosa un trozo de manzana, pero Zeus le ordenó que la más bella fuera solo una.

Paris, se entrevistó con cada una. Todas quisieron seducirlo y sobornarlo, y la única que lo consiguió fue Afrodita, la diosa del amor. Le prometió el amor de la mujer más bella sobre la faz de la tierra, Helena, hija de Zeus y esposa del rey Menelao.

Paris le dio la manzana y ella preparó el encuentro entre París y Helena quien al instante se enamoró de París. Ambos marcharon a Troya y se casaron.

Pero Atenea y Hera descontentas con la decisión, visitaron a Eris y con su ayuda, prepararon una guerra de todos los griegos contra Troya. "


Mucho se ha hablado y se hablará sobre la guerra de Troya. Paris, Helena, Aquiles y Ulises y el caballo de Troya. Un capitulo de Detective Conan, sin embargo, nos habla de la manzana de la discordia.

49 años

“Questa é la torta con tante candeline, una per anno, sopra la torta di crema e cioccolato brilla il tuo nome di Zucchero filato …sulle fiammelle soffiare devi tu….fiuuuu…mangia la torta e non pensarci più!!!!”
Esta es la Torta con muchas velas, una por año, sobre la torta de crema y chocolate brilla tu nombre de algodón de azúcar…. sobre las llamas tienes que soplar … fiuuu …. comete la torta sin pensarlo más!! (Nota per bene: en español NO tiene rima)

“Questa é la torta con tante candeline, una per anno, Felice Compleanno!!!”
Esta es la torta con muchas velas, una por año, Feliz Cumpleaños!!!”


Sacada del blog de Tcalo: http://www.tcalo.com/index.php/feliz-cumpleao-en-italiano-cancin-alternativa-traduccin-al-espaol.htm

Ladrones de ilusiones

SMS - Ladrones de ilusiones




Era un brindis entre amigos
mucho más que una promesa.
Los rapaces no se mienten 
o el halcón llega a tu presa.

A mil metros de mis sueños
ya no escuchas mis latidos.

Como ladrones de ilusiones
habéis escrito una traición.
Esto es un juego de mayores
os deseo lo mejor.
Como ladrones de ilusiones
habéis robado un corazón.
No confundáis vuestras pasiones
os deseo lo mejor.

Un te quiero de tu mano
me escribiste en el camino
y al volver lo habías borrado
con el nombre de un amigo.

Solo quise de tu boca
la verdad de aquella historia.

Como ladrones de ilusiones
habéis escrito una traición.
Esto es un juego de mayores
os deseo lo mejor.

Y ahora te hablo a ti,
que envenenaste su copa.
Cómplice de los dos
que como una araña
nos robaste a uno la razón
y al otro el alma

Como ladrones de ilusiones
habéis robado un corazón.
No confundáis vuestras pasiones
os deseo lo mejor.

Como ladrones de ilusiones
habéis escrito una traición.
Esto es un juego de mayores
os deseo lo mejor.

Como ladrones de mis ilusiones,
habéis jugado con mi corazón.
No confundáis vuestras pasiones
os deseo lo mejor.

Como ladrones de ilusiones
habéis escrito una traición.
Esto es un juego de mayores
os deseo lo mejor.

Eu teño medo...


Cando petan na porta pola noite.
A estar só cando non quero estar só.
A estar no medio de moita xente.
A quedar só no mundo
A non morrer nunca.
A morrer pronto.
A morrer estupidamente nunha estrada
A que lles pase algo aos meus
A que os que quero non me queiran.
A perder o gusto polas cosas que me gustan.
A que non haxe flores.
A non poder mirar as estrelas pola noite
A non poder mirar a paisaxe no outono.
Ao mar (desde o mar)
A mirar un día para o ceo e non ver un paxaro.
A ter que ir á guerra.
Á guerra, aínda que non teña que ir.
Ás almas misarables.
Aos que sempre din a verdade.
Aos que menten sempre.
A non ter medo a nada.
A ter moito medo.
Cando pasa moito tempo sen que ninguén pete na miña porta

Xabier P.Docampo

Nevaba...

Nevaba. Mansiñas mainas,

quediña, quediñamente,
iban caíndo..., caíndo...
as folerpiñas da neve.
(...)
Sobre o seu corpiño morto,
quediña, quediñamente,
iban caíndo..., caíndo...
as folerpiñas da neve

Eladio Rodriguez Gonzalez

Noviembre

Noviembre. Mes frío y lluvioso. Especialmente en Vigo, donde llueve todos los días. Ese día tambien llovió. Hace un mes también llovió. El suelo estaba mojado. El agua caía a chaparrones. Ese día, ese día que tú no estabas. Desapareciste. Una noche a finales de Octubre la pesadilla empezó y duró dos días. Ahora que lo he asumido, ahora que la pesadilla es real, me doy cuenta. No te olvidaré, papá, no te olvidaré nunca. Y aunque aún no haya aprendido a caminar, caminaré de nuevo. Paso a paso, poco a poco, con fuerza y diciéndome "arriba". Porque, estés donde estés, te lo mereces. Porque, como padre, eres el mejor. Porque quizás aún soy pequeña para entender.

Tal día como hoy, un mes atrás, me desperté y ya no estabas. Fueron los dos peores días de mi vida y no los olvidaré. Y, sin embargo, tengo que pensar en ti con una sonrisa, porque es para ti, y es el único y el mejor regalo que puedo darte. Por tu cumpleaños, que es el 3 de Diciembre. Una sonrisa y la promesa de no olvidarme nunca de ti y tenerte siempre presente.


Porque, en realidad, no has desaparecido

Mesa para tres

Sin zapatos, sin camisas. Sin la CNN+ o la Pantera Rosa. Sin la Cadena SER. Sin el humo del tabaco...
Seguimos tan desordenadas como siempre. Platos apilados sin que nadie los recoja, sin que nadie tire algo. Ordenado. Tranquilo. Inteligente y culto. Brandy sigue cogiendo las zapatillas cada vez que llegamos, Torako sigue haciéndonos tropezar, como lo hacía Salem. Mamá duerme  y nadie ronca por las noches. Nuria sigue siendo Nuria, con sus series y su ordenador.
Y sin embargo, faltas tú. Con tu calendario de los Beatles. Los innumerables sudokus. Los dibujos que nos hacías cuando eramos pequeñas. Tu tacita de café y tu chupito de licor. Nuestras "peleas" por la ducha. Esos chistes malos que no podrían ser peores. Verte sentado en el bar tomando algo mientras lees el periódico. La voz de Galicia, el Faro de Vigo o el Mundo (nunca la Razón!). Tu despacho, lleno de pequeños recortes y de cosas simples y complicadas.

Te echo de menos, Papá

One Day, One Room

- ¿Su vida va a depender de lo que le digan en una habitación?
- ESTE momento va a depender de con quién estoy en una habitación. Eso es la vida: una serie de habitaciones, y aquellos con quien coincidimos en ellas configuran nuestras vidas.
------------------------------------
- ¿Vas a hacerle un seguimiento?
- Un día, una habitación.





Sacado del capitulo de la serie americana "Dr. House" (3x12 "One day, one room"). Es un capítulo que me hizo reflexionar en su momento... bastante interesante y que recomiendo a todo el mundo, aunque no le gusten las series de médicos... En esta no operan a nadie... ^^

Lord Byron "Oscuridad"

Tuve un sueño que no era del todo un sueño.
El brillante sol se apagaba, y los astros
Vagaban apagándose por el espacio eterno,
Sin rayos, sin rutas, y la helada tierra
Oscilaba ciega y oscureciéndose en un cielo sin luna.
La mañana llegó, y se fue, y llegó, y no trajo consigo el día,
Y los hombres olvidaron sus pasiones ante el terror
De esta desolación, y todos los corazones
Se congelaron en una plegaria egoísta por luz,
Y vivieron junto a hogueras, y los tronos,
Los palacios de los reyes coronados, las chozas,
Las viviendas de todas las cosas que habitaban,
Fueron quemadas en los fogones, las ciudades se consumieron,
Y los hombres se reunieron en torno a sus ardientes casas
Para verse de nuevo las caras unos a otros.

Felices eran aquellos que vivían dentro del ojo
De los volcanes, y su antorcha montañosa,
Una temerosa esperanza era todo lo que el mundo contenía;
Se encendió fuego a los bosques, pero hora tras hora
Fueron cayendo y apagándose, y los crujientes troncos
Se extinguieron con un estrépito y todo quedó negro.

Las frentes de los hombres, a la luz sin esperanza
Tenían un aspecto no terreno cuando de pronto
Haces de luz caían sobre ellos; algunos se tendían
Y escondían sus ojos y lloraban; otros descansaban
Sus barbillas en sus manos apretadas y sonreían;
Y otros iban rápido de aquí para allá y alimentaban
Sus pilas funerarias con combustible, y miraban hacia arriba
Suplicando con loca inquietud al sordo cielo,
El sudario de un mundo pasado, y entonces otra vez
Con maldiciones se arrojaban sobre el polvo,
Y rechinaban sus dientes y aullaban; las aves silvestres chillaban
Y, aterrorizadas, revoloteaban sobre el suelo,
Y agitaban sus inútiles alas; los brutos más salvajes
Venían dóciles y trémulos; y las víboras se arrastraron
Y se enroscaron escondiéndose entre la multitud,
Siseando, pero sin picar, y fueron muertas para servir de alimento.
Y la Guerra, que por un momento se había ido,
Se sació otra vez; una comida se compraba
Con sangre, y cada uno se hartó resentido y solo
Atiborrándose en la penumbra: no quedaba amor.
Toda la tierra era un solo pensamiento y ese era la muerte
Inmediata y sin gloria; y el dolor agudo
Del hambre se instaló en todas las entrañas, hombres
Morían y sus huesos no tenían tumba, y tampoco su carne;
El magro por el magro fue devorado,
Y aún los perros asaltaron a sus amos, todos salvo uno,
Y aquel fue fiel a un cadáver, y mantuvo
A raya a las aves y las bestias y los débiles hombres,
Hasta que el hambre se apoderó de ellos, o los muertos que caían
Tentaron sus delgadas quijadas; él no se buscó comida,
Sino que con un gemido piadoso y perpetuo
Y un corto grito desolado, lamiendo la mano
Que no respondió con una caricia, murió.

De a poco la multitud fue muriendo de hambre; pero dos
De una ciudad enorme sobrevivieron,
Y eran enemigos; se encontraron junto
A las agonizantes brasas de un altar
Donde se había apilado una masa de cosas santas
Para un fin impío; hurgaron,
Y temblando revolvieron con sus manos delgadas y esqueléticas
En las débiles cenizas, y sus débiles alientos
Soplaron por un poco de vida, e hicieron una llama
Que era una ridícula; entonces levantaron
Sus ojos al verla palidecer, y observaron
El aspecto del otro, miraron, y gritaron, y murieron.
De puro espanto mutuo murieron,
Sin saber quién era aquel sobre cuya frente
La hambruna había escrito "Enemigo". El mundo estaba vacío,
Lo populoso y lo poderoso era una masa,
Sin estaciones, sin hierba, sin árboles, sin hombres, sin vida;
Una masa de muerte, un caos de dura arcilla.
Los ríos, lagos, y océanos estaban quietos,
Y nada se movía en sus silenciosos abismos;
Los barcos sin marinos yacían pudriéndose en el mar,
Y sus mástiles bajaban poco a poco; cuando caían
Dormían en el abismo sin un vaivén.
Las olas estaban muertas; las mareas estaban en sus tumbas,
Antes ya había expirado su señora la Luna;
Los vientos se marchitaron en el aire estancado,
Y las nubes perecieron; la Oscuridad no necesitaba
De su ayuda... Ella era el universo.

La melancolía de Haruhi

A mi el béisbol me daba igual, pero me llevé una gran sorpresa cuando llegué al estadio y me di cuenta de que estaba lleno de gente hasta donde me alcanzaba la vista. Me recordaron a un montón de granos de arroz pegados los unos a los otros. Le pregunté a mi padre cuánta gente podía haber allí dentro y él me contestó que cuando estaba completamente lleno cabían hasta 50.000 personas. Después del partido, el camino que llevaba a la estación estaba casi colapsado por el gentío. Esa imagen se me quedó grabada. Sin embargo, toda esa gente a mi alrededor apenas era parte del total de habitantes de Japón. Nada más volver a casa, cogí una calculadora para sacar el porcentaje. En clase de sociales nos habían dicho que la población de Japón era de ciento y pico millones. Si comparaba cien millones con los cincuenta mil del estado me salía un porcentaje de 2.000 a uno. Me quedé helada. En aquel mar de gente, yo era sólo una persona más, pero es que comparada con la población del país, apenas era una gota de agua en el océano. Hasta este momento, yo siempre me había considerado una persona especial. Me encantaba estar con mi familia y creía que mis compañeros de clase eran las personas más interesantes del mundo, pero me di cuenta de que no era así. Lo que ocurría en mi clase y que a mí me parecía lo mejor del mundo era lo mismo que pasaba en otras clases. Cualquier otro japonés lo habría encontrado normal.
Cuando fui consciente de la realidad, fue como si todo mi entorno se hubiera vuelto de color gris. Lavarse los dientes antes de irse a dormir, desayunar después de levantarse. Todo el mundo hacía lo mismo todos los días y me empecé a aburrir. Sin embargo, ya que había tanta gente en el mundo, por fuerza tenía que haber alguien con una vida interesante. Estaba convencida. Pero, ¿por qué no era yo esa personas? Estuve obsesionada con esa idea hasta que empecé la secundaria. Entretanto, hice un descubrimiento: nunca pasa nada divertido si te limitas a esperar sentado a que pase. Por eso decidí ser una persona distinta en secundaria. Iba a demostrar al mundo que yo no era como los demás, que no me conformaba con sentarme a esperar. Durante esos tres años, hice lo que me dio la gana, pero nunca ocurrió nada digno de mención. Antes de que pudiera darme cuenta, ya estaba en bachillerato. Pensaba que al menos algo habría cambiado hasta este momento.

Luarca... Cambaral

"Había subido desde las costas de Argel y Tingitania hasta nuestros mares cantábricos, una pequeña flota de piratas berberiscos que, con sus contínuas incursiones, tenían atemorizados a todos los pueblos de la costa desde Avilés hasta Navia.Los barcos berberiscos, más pequeños , ágiles y ligeros que los grandes barcos de la flota del rey, escapaban de contínuo de todas las persecuciones y parecía que fuera imposible detenerlos nunca.Mandaba la flota pirata un moro llamado Cambaral, famoso por la extrema crueldad que mostraba en sus asaltos y por lo ingenioso de sus ataques. Entre su pericia como capitán y las características de sus embarcaciones, ciertamente, era difícil capturar siquiera alguno de los barcos que componían la flotilla.

Cansado de las tropelías que cometían los berberiscos, el señor de la fortaleza de Luarca, también conocida como La Atalaya, decidió que ya era hora de acabar con ellas y que, dado el fracaso de la flota real, se hacía necesaria una nueva estrategia que facilitara su captura. Embarcando a sus más fuertes y aguerridos guerreros en sencillas embarcaciones de pesca, bien disimulados entre sus aparejos y artes, salieron a la mar a esperar que apareciese la flota berberisca. A pocas millas de Luarca, se pusieron a pescar con la intención de que los moros les viesen como un botín fácil y de que, confiadamente, les asaltaran.

Efectivamente, en cuanto aparecieron los barcos berberiscos y vieron las barcas de pesca, se lanzaron a su ataque.Pero cual no sería su sorpresa, en cuanto se acercaron a ellas, que vieron que de ellas salían decenas de guerreros perfectamente armados y preparados para el abordaje, y que eran las inocentes barcas las que les atacaban ellos y no al contrario, como tenían previsto. El combate fué largo y cruento, pero la sorpresa y maniobrabilidad de las barquillas, dieron toda la ventaja a los luarqueses.

Cambaral fue hecho prisionero, cargado de cadenas y conducido a la fortaleza de La Atalaya, en cuyas mazmorras lo encerraron sin curarle siquiera las heridas.

Mientras el señor de Luarca y sus aliados festejaban el triunfo y preparaban los despachos para anunciarle al rey la buena nueva, la hija del señor, una bella doncella de espíritu generoso y gran corazón, pidió permiso para curar sus heridas y se dirigió a las mazmorras.

Había poca luz allí, pero, parece, no les hizo falta alguna, pues fué verse, siquiera entre las sombras, para que surguiera entre ellos el más puro amor. A pesar de las heridas, o quizás por ellas mismas, Cambaral comenzó a sentir lo que todas su correrías le habían ocultado: que era huérfano de corazón, que sus fechorías no lo había evitado nunca y que nunca lo evitaría, que podía hallar descanso y sosiego, al fin, en este amor que se le ofrecía. La hija del señor, que nunca había sentido las punzadas del amor noble, curó las heridas casi con veneración, pero también con una congoja que la atenazaba, pues conociendo bien a su padre, sabía cual iba a ser el destino de Cambaral y, por ende, más que probablemente, el suyo.
En aquella semioscuridad se declararon su amor mutuo y se hicieron esas promesas grandilocuentes con que los amantes noveles adornan la adversidad. Pero cuando Cambaral, se recuperó de sus heridas, volvió a emerger en él su audacia y su ingenio, que tan bien le habían servido en sus correrías por todas las costas, desde Argel hasta el Cantábrico, y planificó la fuga de ambos.

Fué una huida alocada, sin posibilidades de éxito, practicamente, pero los ojos de los amantes no veían sino el momento en el que su amor podría al fin desplegarse, herirse con sus besos, consumarse en pasión. No veían otra cosa que esa determinación cuando bajaban hacia el puerto desde la fortaleza, escondiéndose en las esquinas, corriendo atropelladamente y buscando, ya en los muelles, el barco de Cambaral que, rápido y ágil como era, hacia ella misma les dirigiría.

Sin embargo, el señor de la fortaleza ya había sido avisado de la fuga y, con un destacamento de tropas, esperaba a los amantes en el puerto. Allí acabaron sus sueños y pusieron a prueba todas aquellas promesas que se habían hecho; viendo imposible la huida, Cambaral abrazó a la hija del señor de Luarca; ambos se miraron como si se estuvieran diciendo algo que no se puede decir (amor que nace a oscuras, oscuro muere); ambos se besaron como si ya nunca más se pudieran besar (ya nunca los labios volverán a soñar)...
Y así fuera que el señor de Luarca, loco de ira, incapaz de soportar aquel beso que para él era blasfemia, de un solo tajo, cortó ambas cabezas, las cuales fueron a escabullirse, en su beso final, a las frías aguas del puerto, justo donde años después se levantaría el llamado Puente del beso.

La leyenda de Cambaral ha dejado una gran huella en la villa de Luarca. El barrio de pescadores lleva su nombre y se suele distinguir dentro de él el Cambaral Alto, que es donde habría estado la fortaleza (hoy en su lugar hay un monumento, llamado, precisamente, la Mesa de Cambaral) y Cambaral Bajo, que es donde está el muelle.
Otras leyendas hacen de Cambaral un pirata normando que habría desembarcado en Luarca y que habría sido muerto en combate por un tal Teudo Rico de Villademoros.


Miguel I. Arrieta Gallastegui "Historias y leyendas de Asturias"



Avalanch - Cambaral (mejor en acústica)


De este lugar
cuentan leyendas e historias
y juran que así ocurrieron.

Siglos atrás,
las tropas del rey en sangrienta batalla
a un joven de muerte hirieron.
Y el rey con crueldad
así le encerró.
Su herida mortal
no obtuvo perdón,
y en el suelo esperó
la muerte sin ver la luz del sol.

Sin fuerzas ni voz
vio a una bella mujer
que con pena llegó hasta su celda.
La muerte burló,
su corazón ahora ciego de amor
comenzó a latir con más fuerza.

Ella, hija del rey,
él, un simple ladrón.

El destino, tan cruel,
les robó el corazón,
en aquella prisión y lejos de ver la luz del sol.

- Déjame morir en tus brazos y así
un instante tal vez podré ser feliz.
Esta vez la vida se ríe de mí
y ahora toca a su fin aunque quiera vivir, 
quiero ver
tu rostro otra vez
y saber
que siempre estaré junto a ti
aunque vaya a morir.-

Dicen que ella escapó
con su joven ladrón,
pero el rey les halló,
y con furia y dolor, ante un beso de amor,
a los dos con su espada atravesó.

-Déjame morir en tus brazos y así
un instante tal vez podré ser feliz.
Esta vez la vida se ríe de mí
y ahora toca a su fin aunque quiera vivir.
-Quiero ver
tu rostro otra vez.
Ahora se
que siempre estaré junto a ti
aunque vaya a morir.-


Cuentan que
en las noches de invierno se ve
nacer una flor donde no llega el sol.
Por amor
sus almas unidas están
y se pueden amar para la eternidad.
Puede ver
su rostro otra vez,
y saber
que siempre estará junto a él,
junto a él...


El puente del Beso existe de verdad en Luarca y la leyenda es real... Nunca  pensé que podría ser real, pero solo hay que informarse un poco ^^ Es más romántico que el puente Milvio en Roma!


Puente del beso en Luarca


Páginas vistas en total