Soñar con las palabras

Escribamos algo. Algo que vaya más allá de los límites. Algo imposible. Una historia que empiece por el final y acabe en el principio. Un cuento que no termine. Escribamos del revés. Escribamos con letras ilegibles. Hagamos que lo improbable sea probable y posible. Tracemos sueños con las manos y permitamonos soñar con las palabras. Un poder que va más allá de cualquier límite. Si, eso, soñemos.

Soñemos. ¿Soñar? ¿Soñar con qué? Imagínate un mundo. Imagínate un universo. Y, bajo ese millón de estrellas, imagínate a ti. Un ínfimo punto. Ahora, sueña. Porque, a pesar de todo, a pesar de nuestra diminuta existencia, seguimos soñando. Tenemos la capacidad de soñar. De cerrar los ojos, de día o de noche. De soñar incluso despiertos. Sentados en la orilla del mar o mirando las estrellas. Esas mismas estrellas que te recuerdan lo pequeño que eres. Y, sin embargo, sueñas.

Tambien puedes tratar de poner esos sueños en un papel. Donde las palabras y los sentimientos se mezclan. Donde los pensamientos se transforman en algo más que palabras en tu cerebro. Cuando llegan a ser y se convierten en una manera de desahogar todo eso que llevas dentro. Esos pensamientos que nadie sabe. Esos secretos que ocultas entre las palabras. Esos sentimientos que nadie conoce. Y en el fondo te preguntas... ¿alguien ha llegado a conocerte realmente? Y es posible que, quizás, tal vez, seguramente, nadie lo haya hecho.

Porque, en cuanto a sueños, nadie ha conseguido descifrar mis palabras.

1 comentario:

Melanie dijo...

Seguramente, nadie ha llegado a conocer realmente a nadie, sin embargo, los principales culpables somos nosotros mismos, pues nadie puede conocer lo que nosotros en verdad aunque sea sin querer intentamos ocultar. Muchas veces no nos conocemos ni a nosotros mismos, y a pesar de tener la respuesta, tampoco sabemos descifrar nuestros sueños.
Sin embargo, "la vida es un sueño, y los sueños sueños son", así que, mejor que esforzarse en soñar, lo mejor hacer es que nuestra vida se le parezca.


(me acabas de dejar melancolica)

Páginas vistas en total