Como...

Me pregunto...
si tener miedo a olvidar puede llegar a ser normal.
Si la vida puede cambiar de la noche a la mañana (literalmente).
Si es posible echar de menos a alguien durante mucho tiempo.
Si se puede mantener la amistad.
Si se puede seguir enamorado cuando ya no te queda nada por conocer.
Si querer conocerlo todo está "bien"
Si de verdad existe esa distinción entre el Bien y el Mal.
Si lo que sentimos no es mera ilusión
Si existe alguna ilusión que dure eternamente.
Si... si la vida dejará de atizarte algún día.
Si la música de verdad amansa a las fieras.
Si las perlas brillan incluso de noche.
Si los sueños se cumplen.
Si puedo quererle más de lo que le quiero.
Si alguna vez dejaré de preguntarme cosas y de tener miedo.
Si tener miedo, hasta cierto punto, es normal.

Si las dudas no inundaran mi mente
Si pudiera ser libre
Si...

Si...

Si...

1 comentario:

Lowell dijo...

El miedo... es humano. Es lo que nos hace humanos. Todos tenemos miedo, y el olvido es una de las cosas que más miedo da. Y también tengo miedo a algunas cosas... también dudo, de mi misma, y, aunque me duela, de los demás... yo también... tengo miedo a olvidar... personas, sentimientos, vivencias. O, mejor dicho, a no recordarlos. Como escribí una vez, las certezas no existen, y por eso la vida es vida, porque es impredecible, y lo que nos hace ser fuertes es saber adaptarnos a ella, y seguir adelante, como tú misma me has dicho tantas veces.

Y, nunca puedes conocerlo todo de nadie. Siempre habrá algo, cosas nuevas, un futuro, sentimientos... algo. Y, aunque sea todo una ilusión (que puede serlo o no, existen las dos cosas, o eso creo yo) siempre nos quedará algo después de vivirla, o si podemos vivirla para siempre, aprenderemos siempre algo nuevo, y habrá merecido la pena. Siempre merece la pena, todo.
La vida nos atiza para que aprendamos algo. Para que, después, nos levantemos y digamos "aún estoy aquí, no voy a rendirme". Para que demostremos que la vida humana, el que estemos aquí, tiene un sentido. Los sueños, todo, puede cumplirse, mientras tú quieras.

Por favor, no te olvides... o, si pasa algo, intentaré estar ahí para recordarte todo eso.

Páginas vistas en total