Gracias


Son esa clase de cosas, esos pequeños detalles, esos momentos los que me hacen sentir bien.  Salir de la ducha y encontrarme cualquier chorrada escrita en el cristal. Esos "Tyki Mikk" o esas caritas sonrientes. Nunca le di las gracias por ello, nunca hice lo mismo, nunca... Nunca. Pero esta vez pienso dedicarle el blog. Porque tengo la mejor hermana del mundo. Aunque se enfade o a veces esté de mal humor. Porque es la única que hace pizzas y piccolinnis en nuestras quedadas frikis, la que les deja sus mangas a nuestros amigos y la que regala cosas frikis que siempre gustan. La que pone la mesa. La que es fuerte. Es ella. Y por ella haría cualquier cosa.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total